Peleas con hijos: aprende a gestionarlas

Las emociones de los bebés30 pueden ser completamente incomprensibles para los adultos. A menudo no somos conscientes de las causas de una reacción emocional repentina o exagerada. Este comportamiento provoca ira, frustración y fatiga; en nuestra opinión, no ha ocurrido nada. Sin embargo, los niños pequeños ven el mundo de manera diferente. ¿Cómo entender a un niño para poder enseñarle a lidiar con los problemas? En primer lugar: escuchar

El apoyo básico que usted puede darle a su hijo es la atención. Cuando su hijo se irrita, trate de escuchar cuidadosamente su mensaje. Los niños pequeños todavía no son capaces de expresar sus necesidades directamente, lo que rápidamente conduce a la frustración. Esta situación puede verse agravada por la sensación de que el padre o la madre no escucha o no presta atención a su consuelo. Así que tómese un momento para hablar realmente con su hijo enojado. Esto le ayudará a averiguar qué desencadenó la reacción y a desarrollar una forma de aliviar la situación.

¡Compartir es vivir!

Related posts